La doble vara de medir

Doble vara de medir: Tener una doble vara de medir denota falta de autenticidad y por tanto de honestidad.
Pervertir la vida social.  Esto es más que frecuente en las personas que se dedican a la política que, lejos de ser ejemplos para los demás, pervierten la vida social.

La autenticidad es una característica poco frecuente entre las personas. Una persona con autenticidad tiene una sola vara para medir. La autenticidad supone ver las cosas como son. Lo que es, es. Lo que no es, no es. Cuando eres auténtico, ves las cosas como son. Y tienes el suficiente carácter como para no cambiar tu consideración sobre lo que es.

Supongamos que por parte de una persona se hace una acción reprochable. La persona «A» al hacer esa acción recibe mi condena y mi denuncia, pues lo que ha hecho es algo que por sí mismo es injusto. Supongamos que la persona «B» realiza la misma acción reprochable. Yo, como persona auténtica y con una sola vara de medir, naturalmente que también denuncio y reprocho la acción que ha hecho la persona «B».

Falta autenticidad en la clase política

Desgraciadamente, la falta de autenticidad y de honestidad está frecuentemente ausente de la vida de muchas personas. Esta falta es más patente si cabe entre aquellas que se dedican a la política. Si el hecho reprochable lo realiza el adversario político, es totalmente reprochable, injustificable, denunciable…y todo lo que se quiera añadir.

Si el mismo hecho lo realiza alguien de mi signo político, entonces aparece la falta de autenticidad y de honestidad y, entonces la misma acción ya no es reprochable, ni condenable. Ahora tiene su justificación, su aprecio y su aceptación. Algunos, que no tienen tanta desfachatez, usan eso tan manido del …y tú más.

Personalmente, aunque no sea políticamente correcto, siempre que puedo, y cada vez más, utilizo una sola vara de medir. Tampoco quiero usar esa justificación de personas sin carácter del …y tú más. Si un hijo mío hace una acción reprochable, no se la voy a justificar por muy hijo mío que sea, lo que no quita que, por supuesto le siga queriendo como hijo que es. No sé si me explico.

Mi pregunta:

¿Cúantas varas tiene de medir? ¿Se dedica al …y tú más, o reconoce los actos reprobables de los que considera como suyos?

Ir arriba