La poca dignidad del voto útil.

Pedir el voto útil es indignidad.
Una persona no se vende por un plato de lentejas.

Votaré o no votaré

Si voto, ya sabré a quién votar. Aunque el voto pueda servir o no servir.
Pero dentro de lo posible no quiero prostituirme más en mi vida.

Temas

Ir arriba