La realidad y nuestra interpretación

Ten cuidado con tu forma de interpretar el mundo, porque el mundo es tal como tú lo interpretes.

Erich Heller

La realidad es una cosa. Otra cosa bien distinta es cómo veo la realidad y la interpretación que yo hago. Mis prejuicios, mi formación, mis juicios, mis valores, mis principios, determinan cómo veo yo la realidad y la interpretación que hago de ella.

Observar sin juzgar, sin aprobar, sin decir es bueno, es malo o hacer juicio alguno, es el acto supremo de la inteligencia. Cuando observamos sin hacer juicios, podemos ver la realidad de las cosas.

Al ver la realidad como es,  entonces podemos cambiar las cosas.  Los medios sociales, los políticos, los que se dicen líderes, no nos presentan la realidad, sino «su realidad», lo que ellos desean que veamos, pensamos, opinemos…

Vivimos en una sociedad líquida, en la que como personas hemos dejado de ver y de pensar y nos dejamos llevar.  Seguimos lo políticamente correcto.

¿Tiene usted pensamiento propio o es de esas personas políticamente correctas que sigue los pasos marcados y no se cuestiona?

Temas

Ir arriba