Mi perra Sora

Mi perra Sora
Mi perra Sora es un animal, no una persona.

Mi perra Sora es una perra. Decir esta afirmación parece una simpleza ¿verdad?

Mi perra Sora es un animal que me hace compañía. Mi perra Sora no es una persona.

Ya llevamos juntos quince años. La alimento, la protejo y cuido de ella. Ahora que ya está muy vieja —parece que quince años son muchos años para un perro, se ha quedado ciega y sorda.

Quince años dan para mucho. Pero nunca hemos olvidado que Sora es una perra, y por tanto un animal.
Quizás el llevarnos bien sea porque no nos hemos confundido nunca.

Lea también Sora ya no está conmigo

Temas

Ir arriba