Oración del Empresario que se dice Cristiano

Señor te doy las gracias por ver que la fe es una cosa
y la vida otra muy distinta.
Te doy las gracias por saber que,
como empresario, lo único que importa es el beneficio.
Te doy las gracias por la crisis como pretexto,
pues gracias a ella puedo pagar salarios de miseria,
ofrecer empleo precario y conseguir que los trabajadores
tengan horarios de esclavitud,
porque cuando reclaman puedo decir ¡ eso es lo que hay !

Te doy las gracias por nuestro gobierno porque hace leyes inicuas como esa del salario mínimo interprofesional y ofrecernos oportunidades para seguir defraudando.

Te doy las gracias Señor por ver como los ricos somos cada vez más ricos y los pobres son cada vez más pobres.

Y gracias Señor porque tu Evangelio y la Doctrina Social que de él se desprende sigan siendo desconocidos.

Me permito unas consideraciones

Uno de los cuatro pecados que claman al Cielo es el fraude en los salarios de los trabajadores. Si miramos las noticias de estos últimos días en la prensa diaria sobre los salarios y condiciones de trabajo de muchos españoles no hemos de sentir sino una profunda vergüenza de que sucedan estas injusticias sociales.

Sobre el salario

«Quadragesimo anno» confirma el principio de que el salario debe ser proporcionado no sólo a las necesidades del trabajador, sino también a las de su familia.

Es obligación del Estado, del gobierno, tutelar la relación entre familia y trabajo, considerando la cuestión del salario familiar, es decir, un salario suficiente para mantener y hacer vivir dignamente a la familia.

Las leyes tienen un sentido pedagógico. Nos han enseñado a pensar que la ley es una cosa buena. Este gobierno, la clase política y las organizaciones empresariales y sindicales en general no conocen la vergüenza y la justicia cuando piensan que con 648,60 euros una familia puede vivir dignamente.

La remuneración es el instrumento más importante para practicar la justicia en las relaciones laborales.

El « salario justo es el fruto legítimo del trabajo», comete grave injusticia quien lo niega o no lo da a su debido tiempo y en justa proporción al trabajo desempeñado (cfr. Levítico 19,13; Deuteronomio 24, 14 –15; Santiago 5,4).

El salario es el instrumento que permite al trabajar acceder a los bienes de la tierra: « la remuneración del trabajo debe ser tal que permita al hombre y a su familia una vida digna en el plano material, social, cultural y espiritual, teniendo presentes el puesto de trabajo y la productividad de cada uno, así como las condiciones de la empresa y el bien común».

Sobre los acuerdos de abuso de los empresarios y el trabajador que tiene que aceptar lo inaceptable.

El simple acuerdo entre trabajador y patrón sobre la cantidad de la remuneración no es suficiente para calificar «de justa» la remuneración acordada, porque ésta no debe ser «en manera alguna insuficiente» para el sustento del trabajador: la justicia natural es anterior y superior a la libertad del contrato.

Sobre los ricos cada vez más ricos y los pobres más pobres.

El bienestar económico de un País no se mide exclusivamente por la cantidad de bienes producidos, sino también teniendo en cuenta el modo en que ellos son producidos y el grado de equidad en la distribución de la renta, que a todos debería permitir disponer de lo necesario para el desarrollo y el perfeccionamiento de la propia persona.

Una justa distribución de la renta debe establecerse no sólo sobre la base de criterios de justicia conmutativa, sino también de justicia social, es decir, considerando, además del valor objetivo de las prestaciones laborales, la dignidad de los sujetos que las realizan.
 

4 comentarios en “Oración del Empresario que se dice Cristiano”

  1. De nada señor, intentando mejorar la sociedad juntos, con su gran trabajo y esta pequeña corrección, o comparación de diferentes puntos de vista. Gracias y un saludo

  2. Hay que ser poco leido para decir tales cosas, como decir que con 648 una familia puede vivir mal, porque dices 648 y no 1200, debido a que el padre y la madre, en el caso de la familia más extendida, trabajan o solo piensas que es el hombre el que trabaja fuera, mientras la mujer esta en la casa. O el caso de la soltería, un soltero o soltera no puede vivir con 648 al mes, porque yo creo que si, claro en un palacio con piscina no vive. O como cuando dices que el salario debe ser el fruto del trabajo, echando mano a la biblia, un cirujano como cobraría, por órganos implantando, o un maestro, por conocimientos, o un zapatero, cobraría con zapatos, y claro, no todo el zapato, porque si tarda un año, espera un año a cobrar el zapato, o cada mes cobra un cordón y al siguiente un trozo de suela. Por favor, lee más, y sobre todo a la escuela económica austriaca, con miembros tan ilustres como Hayek. Gracias, es un consejo gratis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

Responsable: Manuel Sánchez Valderrama; Finalidad: Controlar el spam, gestión de comentarios;Legitimación: Su consentimiento; Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal; Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido; Contacto: manuelsanchez@valderramafdr.com; Información adicional: Más información en mi política de privacidad.

Ir arriba