Por sus frutos los conoceréis

A los políticos solamente se les puede calificar a través de sus hechos. Siempre hay una enorme distancia entre lo que dicen y lo que hacen.

  1. Solamente los hechos tienen significado. Las palabras y las promesas incumplidas no.
  2. De personas malas no se pueden esperar cosas buenas.

Corren tiempos de tribulación en la sociedad. Cuando estoy inquieto hago lo más sencillo. Lo más simple. Cojo y leo en ese manual de instrucciones para la vida que todavía no ha sido superado. Hablo del Evangelio. Un árbol malo no puede dar frutos buenos. Es así de simple. Lo que es, es.

Estamos necesitados de una regeneración en la vida social y política. Las noticias del día al día sobre la actuación de aquellos que venían a restaurar la vida política producen no solo hastío sino que hasta ocultan las posibles cosas buenas que podamos tener y las posibles buenas aportaciones que se puedan hacer. Entonces, precisamos criterios fiables para distinguir entre lo bueno y lo malo, lo que conviene y lo que no. La palabra de los hombres ha perdido toda credibilidad. Pocos quedan de los que su palabra si es sí, es sí y si es no es no.

— Leo el Evangelio de Mateo 7, 15:20

Mat 7:15 Cuidado con los profetas falsos; se acercan con piel de oveja, pero por dentro son lobos rapaces.
Mat 7:16 Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se cosechan uvas de las zarzas o higos de los cardos?
Mat 7:17 Así, todo árbol sano da frutos buenos; pero el árbol dañado da frutos malos.
Mat 7:18 Un árbol sano no puede dar frutos malos, ni un árbol dañado dar frutos buenos.
Mat 7:19 El árbol que no da fruto bueno se tala y se echa al fuego.
Mat 7:20 Es decir, que por sus frutos los conoceréis.

Al mirar a los recién llegados y a muchos de los que ya están, no hago sino ver mucho lobo con piel de oveja, mucho árbol malo que no dará frutos buenos, porque lo suyo es solamente los frutos malos. La vida es así de simple. Y no queremos verla. Por eso, cuando la incertidumbre se apodera de mí, miro el manual de instrucciones, el Evangelio.

Ir arriba