Ratas

Un día apareció una rata en su casa.
Como se sentía buena persona, y muy respetuoso, en vez de eliminarla hasta le dió de comer.


La rata llamó a otras ratas.
Vinieron más ratas. Y en vez de eliminarlas, seguía echándoles comida, porque era una persona muy respetuosa.
Y las ratas fueron más y mas. Empezaron a destrozar la casa.
Esta buena persona intentaba dialogar con las ratas: —por favor señoras ratas… les decía.
Un día había tantas ratas que hasta se comieron a la buena persona.

Las ratas no son acogidas. Las ratas son eliminadas.
Hay personas que tienen comportamientos impropios de personas. Son ratas.

Ir arriba