Darse y dar esperanza

No se puede vivir sin esperanza, sin esperar y sin ser esperado. Vivimos un tiempo de sufrimiento. Necesitamos esperanza. La esperanza es como la sangre: no se ve, pero tiene que estar. La sangre es la vida. Así es la esperanza. Así es la esperanza: es algo que circula por dentro, que debe circular, que …

Darse y dar esperanza Leer más »