La mentira como lenguaje

Vivimos con miedo. No podemos expresar lo que sentimos y pensamos. Por eso nuestro lenguaje es la mentira. Es un lenguaje de supervivencia.