Hacer el bien siempre, el tonto, nunca.

Es mejor hacer el bien que hacer el mal.

Es mejor hacer el bien real que solo el aparente (como sucede en la beneficiencia).
Es mejor ser buena persona que parecerlo.

Es mejor hacer el bien sin quedar como tonto,aunque si hubiese que quedar como tonto, hay de todos modos que hacer el bien… porque no hacer el bien
es quedar de espaldas a la realidad.

Luis Cencillo ─ Cómo no hacer el tonto por la vida

Ir arriba