Si tu palabra es sí, sea sí; si es no, sea no.

Profundamente decepcionado con los políticos tras estas elecciones de 2019. No mantienen su palabra. Solo buscan sus intereses personales.

Dicen una cosa.
Hacen otra.
No mantienen lo que dicen.
No son creíbles.
La honestidad le es ajena.

Lea por qué no me fío de los políticos profesionales

Temas

Ir arriba