crucifjo

¿Evadimos nuestra responsabilidad cuando decimos eso tan manido de «No te preocupes. Rezaré mucho por tí.»


¿Acaso Dios debe de hacer lo que nos corresponde a nosotros?