¿A quién atiendo primero, a mi hijo o a mi vecino?

La solidaridad, la justicia y todas esas grandes palabras que tenemos para con los demás, cuando queremos hacerlas patentes nos obliga a hacernos la siguiente pregunta:
— ¿A quién atiendo primero, a mi hijo o a mi vecino?

Cada vez los refugiados se hacen más patentes en nuestra sociedad. Son personas que necesitan ser atendidos. Y no solamente atendidos en lo económico sino en los demás aspectos sociales, emocionales y espirituales.
Pero esta atención ¿significa que hemos de anteponerlos a otras personas? ¿sus leyes y costumbres tienen preferencia sobre las nuestras? ¿Hemos de dejar lo nuestro en beneficio de lo suyo?. Políticamente soy incorrecto. Pero no por ello voy a dejarme de hacer estas pregunta. Ayudar, siempre. Pero ayudar no significa que apartemos a un lado nuestra dignidad.

He visto con estupor que, en otros paises quitan las cruces de las iglesias para no ofender a los refugiados. El enlace de la noticia lo puede ver aquí:

http://www.gaceta.es/noticias/quitan-cruces-iglesias-ofender-los-refugiados-10112015-1503

Parece que la estupidez de los políticamente correctos no tiene límites algunos. ¿Sus leyes serán las nuestras?

Una estupidez es algo dicho o hecho propio de un estúpido. Este término (estúpido), por su parte, hace referencia a aquel falto de inteligencia, torpe o necio. Puede decirse, por lo tanto, que una estupidez es una tontería o algo que no tiene lógica. El término estúpido no se refiere a las personas que tienen poca inteligencia por una discapacidad mental, sino a los políticamente correctos.

Mejor un ejemplo. Una persona puede hacer notar la estupidez de otra cuando ésta comete un error o muestra torpeza. Imaginemos que, en medio de una cena, una copa con vino cae al piso, derramando su contenido. Un hombre decide limpiar la mancha, utilizando el abrigo de su mujer para absorber el vino. Su esposa, por lo tanto, lo acusa de estar haciendo una estupidez ya que lo lógico hubiese sido usar un paño o trapo para dicha tarea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

Responsable: Manuel Sánchez Valderrama; Finalidad: Controlar el spam, gestión de comentarios;Legitimación: Su consentimiento; Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal; Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido; Contacto: manuelsanchez@valderramafdr.com; Información adicional: Más información en mi política de privacidad.

Ir arriba