Una regla de vida es la prudencia en todos nuestros actos.

Ahora vestimos la cobardía con el traje de la prudencia.
No somos libres, somos cobardes.
La vida nos pasará factura por haber perdido la dignidad.

Ir arriba